SEM

El SEM o el Marketing en Buscadores es una estrategia de Marketing Digital en la que podremos ganar visibilidad para nuestra web de una manera más a corto plazo. Está muy relacionado con el SEO, aunque no hay que confundirlos porque son bastante opuestos.

¿Que no sabes de qué te estamos hablando? ¿Conoces el SEO pero no el SEM? Pues esto no puede seguir así, continúa leyendo hasta el final y aprende como puedes implementar ambas estrategias y que se complementen.

Definición: ¿Qué es el SEM y para qué sirve?

Estas búsquedas suelen darnos diferentes resultados a través del buscador y existen de dos tipos:

 

  • Resultados orgánicos: el motor de búsqueda posee un algoritmo que indica y ordena las webs que pueden responder de mejor manera a la consulta del usuario. Primeramente se basa en la relevancia, pero también se fijará en la autoridad del sitio web. Para conseguir un buen posicionamiento orgánico, tenemos que llevar a cabo técnicas y estrategias de SEO.


  • Resultados de pago: estos aparecen en la zona superior, y en ocasiones también en una columna a la derecha. A diferencia de los resultados orgánicos, aquí aparecen aquellas webs que han pagado una cantidad determinada por aparecer en esa posición privilegiada. Obtener publicidad en buscadores es tan fácil como recurrir a entidades como Google Ads. Este sistema también es conocido como pago por clic (PPC) o coste por clic (CPC).

Por tanto, la estrategia SEM nos va a ayudar a garantizar el alcance y que el enlace a nuestra página le aparezca a un usuario cuando haga la búsqueda con dichas palabras claves. Su función finalmente, es la de atraer a aquellos clientes que reúnan los requisitos que se amoldan a nuestra búsqueda.

Ventajas y desventajas del SEM

Como ves, estamos ante una de las herramientas más adecuadas para la mayoría de marcas. Quizás aún te quede alguna duda pero, para resolverlas, vamos a ofrecerte tanto la visión más positiva como la más negativa, atendiendo a las ventajas y desventajas del SEM.

Ventajas del SEM

Empezamos por las ventajas, ya que son más numerosas y también muy importantes.

  • Medibles: podrás conseguir informes con todos los detalles con herramientas como Google Ads. Así podrás ir viendo en todo momento qué está pasando con tus anuncios. También puedes integrar Google Analytics y así controlarlo todo correctamente.
  • Pago por clic (PPC): con esta fórmula te aseguras que solo vas a pagar en caso de obtener resultados. En todo momento, puedes ir controlando el máximo diario que quieres invertir, como también el coste máximo por clic que estás dispuesto a pagar. Con estos parámetros, te asegurarás de que la campaña será rentable.
  • Resultados en menos tiempo: al contrario que con otras técnicas como el SEO o el marketing de contenidos, la publicidad en los motores de búsqueda es la vía más rápida de conseguir resultados.
  • Comprobar el estado en tiempo real: la analítica te va a permitir ver qué ocurre en cada instante para que puedas tomar las acciones pertinentes si no estás obteniendo los resultados que imaginabas.
  • Segmentar: la herramienta también nos permite grandes posibilidades a la hora de segmentar nuestro público. Al orientar la campaña a palabras clave conseguiremos que llegue al público que está más interesado en nuestra marca. Por otra parte, también podemos filtrar según el idioma, la ubicación y otros factores.
  • Está al alcance de cualquiera: la inversión del presupuesto es escalable, lo que es una solución tanto para pequeñas y medianas empresas, como para las más grandes. Todas competirán bajo las mismas condiciones por esa lucha en alcanzar los primeros puestos según las keywords.

Desventajas del SEM

Como siempre está bien ser sinceros y hablar tanto de lo malo como de lo bueno, es el momento de ver algunas desventajas que pueden desanimarte en esto del SEM, aunque ya os advertimos que las ventajas son mucho más atractivas y los beneficios (si se realiza correctamente) pueden verse afectados positivamente.

Dicho esto, hemos encontrado tres desventajas que deberías conocer del SEM:

  • Mucha competencia: el SEM es tan popular que son muchas las empresas que se encuentran compitiendo para ser las primeras en posicionarse sobre ciertas palabras clave. Cuando existe competencia los costes suben y, en muchas ocasiones, el ROI se ve perjudicado para mal.
  • Es intrusivo: el SEM no es como otro tipo de publicidad nativa, sino que en esta puedes llegar a invadir el espacio de un usuario con un contenido que nadie te ha pedido. Es más, muchas personas tienen activados bloqueadores de publicidad que ni siquiera le permiten ver tus anuncios.
  • Mayor coste: hay que ser conscientes que su rasgo diferenciador con el SEO es que este es de pago, así que funcionará mientras paguemos. Si es cierto que con el tiempo podrás ir optimizando tus campañas cada vez más y reduciendo el coste por clic, pero pagar, tendrás que seguir pagando.

Aspectos claves para tu estrategia SEM

Para finalizar esta introducción al SEM, nos gustaría dejaros una serie de aspectos claves que debes conocer y tener en cuenta de cara a tu estrategia SEM. Existen muchos buscadores pero no podemos obviar que, sin duda, Google en España y en la mayoría de países es el que más búsquedas recibe, por lo que usaremos la terminología propia de Google Ads.

  • Anuncio de texto: es el anuncio estándar que encontramos en los buscadores y se compone de un título, un texto de dos líneas y un enlace personalizado.
  • Grupo de anuncios: se componen de anuncios y palabras claves y, a su vez, se agrupan en campañas. En estas, vamos a poder definir el presupuesto diario y seleccionar los países o territorios donde queremos que aparezcan los anuncios.
  • Keyword o Palabra Clave: es la más importante porque en ellas se sustenta toda la estrategia SEM. Se tratan de palabras, grupos de palabras o frases que conseguirán que tu anuncio se muestre a los usuarios interesados en ellas.
  • Impresiones: básicamente es como se conoce al número de veces que se ha mostrado tu anuncio. Luego nos sirve para calcular diferentes factores, como el número de clic por impresiones.
  • Red de búsqueda: es la parte del buscador en la que podrán aparecer tus anuncios. Para hacerlo más sencillo, lo ideal es trabajar con anuncios de texto en las partes superior y derecha de la página de resultados.
  • CTR: cuando hablamos de las impresiones lo hacía por este momento. El porcentaje de impresiones que generan un clic se conoce como CTR.
  • CPC: este ya hemos adelantado algo también al inicio y básicamente define el coste medio por clic. Podemos seleccionar nuestro máximo para garantizar que el presupuesto nunca se vea rebasado.
  • Clics: es la acción de usar el ratón para pulsar sobre un anuncio. Esa acción ya se considera un clic.
  • Nivel de calidad: se trata de la puntuación que da Google a una palabra clave y a un anuncio para determinar el CPC. Cuanto mayor sea la calidad del anuncio, menos deberás pagar por cada clic, o al menos esa es la teoría.

 

Lanzarte a probar es fácil y no tienes nada que perder. Ya has visto los buenos resultados que puede dar una estrategia de SEM a la hora de llegar a tu cliente ideal y conseguir una mejor conversión, al hacer que lleguen leads cualificados.

¿Quieres seguir leyendo? En los siguientes enlaces puedes encontrar más contenido sobre Webs, Leads, Funnels y Modelos Negocio en el entorno del Marketing Digital...

Publicado por Roberto Touza David

Founder & CEO de Startups.st | Empowering Entrepreneurs & Pushing Ecosystems

Founder ExDis.co | Exponential Disrupters

Robertotouza.com | Emprendedores, Startups y Tech