Landing Page

La página de aterrizaje o landing page es el corazón de una estrategia web y es una herramienta del marketing de respuesta directa, una disciplina que pretende conseguir un retorno directo y medible en ventas, pedidos o consultas.

Entre las herramientas de comunicación, podemos decir que la página de aterrizaje es la herramienta práctica en la que se materializan las técnicas de comunicación desarrolladas por los master de venta dura.

Por «venta dura» entendemos un enfoque de la comunicación centrado en la inmediatez y los mensajes directos, sencillos y sin vueltas, que conducen a la acción inmediata y a un único objetivo: vender el producto/servicio. Vamos a ver en profundidad el estudio de una landing page.

Definición: ¿Qué es una landing page?

Una landing page es una página web que permite solicitar la información de un visitante, a través de un formulario, para que podamos convertirlo en un lead o contacto.

¿Para qué sirve una landing page?

Una landing sirve para interceptar a los usuarios interesados en un determinado tema y les ofrece información a través de vídeos, libros electrónicos o artículos, a cambio de su dirección de correo electrónico. 

La oferta no tiene barreras de entrada, ya que todo es gratuito, y pretende crear un proceso de formación del usuario a través de correos electrónicos de seguimiento, más o menos complejos desde el punto de vista de la automatización, que lo vinculen a nosotros hasta que esté listo para compra.

Con la landing captas a las personas interesadas en resolver una necesidad específica, proporcionando la mejor solución a su problema y eliminando todas las posibles objeciones a su acción inmediata. 

En este caso las barreras de entrada son un poco más altas, porque la acción requerida presupone un mayor compromiso, contacto telefónico, compra, solicitud de presupuesto, pero el objetivo final es más interesante, porque nos permite obtener contactos de personas ya listas para comprar.

Limpieza, lavandería y tintorería

Con el tratamiento y limpieza de piezas de vestir ocurre algo similar que con las tiendas de mascotas: las personas no tienen tiempo para encargarse por sí mismos. Es por esto por lo que, montar una lavandería y tintorería puede ser muy rentable. Además de ser un emprendimiento de poca inversión, si planteas el servicio para ofrecer el mayor confort al cliente, más atractivo será. Actualmente, existen servicios de lavandería que te ofrecen buscar la ropa y te la entregan a domicilio una vez que está lavada y planchada. Muchos están dispuestos a pagar por este servicio porque es mucho más cómodo.

¿Cómo funciona una landing page?

Esta tiene dos tipos de páginas a continuación explicaremos las funciones de cada una. Veamos

1- Página de aterrizaje para la generación de leads (Squeeze Page)

Este es el tipo más común. Consiste en una página en la que cada elemento está diseñado para inducir al usuario a dejar voluntariamente su información de contacto rellenando un formulario especial (form) en la propia página.

2- Página de aterrizaje de ventas (Sales page)

Para algunos productos o servicios, la transacción económica puede tener lugar directamente en línea, hablamos de sitios de comercio electrónico. En estos casos, es posible crear tipos particulares de páginas cuyo objetivo es la venta (Página de Ventas).

Tipos de landing page

Hay dos tipos principales de páginas de aterrizaje: página de aterrizaje de referencia y página de aterrizaje transaccional. 

Las primeras son páginas web cuyo objetivo es proporcionar al visitante información útil e importante y pueden incluir texto, vídeo, imágenes o una lista de servicios. 

Las segundas, las más utilizadas, son en cambio páginas web destinadas a que el usuario realice una actividad concreta que generalmente se concreta en rellenar un formulario de contacto para recibir información sobre un producto o servicio.

¿Cómo crear una landing page?

Para crear una página de aterrizaje que funcione debemos guiarnos por el Principio AIDA que se concreta simplemente en: atención, interés, deseo, acción. 

Este principio del marketing nos dice que una buena página de aterrizaje debe atraer la atención, despertar el interés, inducir el deseo de poseer un determinado producto o alcanzar un determinado estatus y como resultado de todo ello incitar a realizar una acción que conduzca a la consecución de lo deseado y a la satisfacción del usuario.

1 – Defina su objetivo, sus metas y sus palabras clave

Lo primero que tienes que hacer antes de ponerte en marcha con tu página es definir quién quieres que aterrice en ella. De ello dependerá su eficacia, desde los gráficos hasta el contenido.

Imagine que quiere que su página de aterrizaje sea utilizada por jóvenes de entre 22 y 30 años que están inmersos en el mundo de la tecnología. 

¿Crees que algún gráfico llamaría su atención? O, por ejemplo, imagina que quieres que los millennials sean los que generen las conversiones. ¿Sabe qué tipo de contenido debe ofrecerles para atraerlos?

En función de los objetivos que quiera alcanzar y del público objetivo que defina, debe empezar a crear su página de aterrizaje. Le ahorrará tiempo, dinero y estrategias de marketing que no convierten.

 

2 – Cuidar los gráficos

Llega el momento de pensar en los gráficos. Quizá sea la parte más difícil. Para hacer que el usuario realice una acción concreta hay que saber que se utilizan factores persuasivos que ayudan a mejorar las conversiones.

Todo está en la mente del usuario. Y todo se puede estudiar para saber cómo lo procesará el cerebro. Aunque los otros canales que llevan a los usuarios a tu landing afectan a este proceso, tu página de aterrizaje es donde el usuario recibirá el impulso final para completar la conversión.

Hay que empezar por considerar que los elementos visuales deben estar vinculados a la marca. Que a través de su estructura, forma, colores debe estar coordinado con la imagen y los valores de la empresa.

3 – Trabajar los elementos clave

Otro de los pasos para conseguir un aterrizaje perfecto es incluir los elementos que no pueden faltar. Seguro que sabe de qué estamos hablando. Los más importantes son:

El logotipo

En el 90% de los casos, el logotipo de la marca se encuentra en la esquina superior izquierda. Le aconsejamos que lo coloque en un nivel diferente, más alto o más bajo, que el resto de los componentes. Es decir, que no se mezcle con el contenido de la landing, sino que destaque.

¿Está obligado a eliminar el menú?

La respuesta es no. Aunque tener un menú de navegación es bueno si se quiere favorecer al usuario, este podría distraerse. Tienes que analizar tus prioridades tratando de localizar la atención del usuario en el mensaje evitando insertar demasiados elementos engañosos.

Un título eficaz

Quizá sea el elemento más importante. Debe incluir un título interesante, corto y claro. Tampoco olvide las palabras clave elegidas para definir su página de aterrizaje. De este modo, los usuarios sabrán cuál es su objetivo.

Un subtítulo de apoyo

Esta es una pequeña frase que puede estar bajo el título. Funciona como un texto de apoyo que aclara lo que se quiere transmitir. No exageres.

El texto adecuado

Añadir o no añadir texto a tu landing es tu decisión, ya que no es obligatorio. A la hora de definir los pasos para un aterrizaje perfecto, muchos piensan que es un aspecto esencial.

Pero teniendo en cuenta las nuevas tendencias y gustos, cuanto menos texto, mejor. Hay que incluir solo las pruebas necesarias para conseguir conversiones.

Contenidos multimedia

Imágenes o vídeos. Tú decides. Le ayudarán a atraer la atención de los usuarios. Cuando elijas el contenido para tu landing, debes tener en cuenta que lo mejor es que esté relacionado con tu marca. Es decir, que funcione como un complemento que aporte valor a los puntos anteriores.

El botón de llamada a la acción

Uno de los pasos para una página de aterrizaje perfecta es crear un botón con una llamada a la acción clara y eficaz. La llamada a la acción es la propuesta que tu página lanza a los usuarios.

El botón de llamada a la acción es un componente esencial de cualquier página de aterrizaje, ya que es la última barrera para la conversión. Un botón puede hacer que una página de aterrizaje mediocre alcance sus objetivos.

Un formulario sencillo

La forma de su aterrizaje debe ser clara y sencilla. Le sugerimos que pida solo los datos indispensables para que el usuario avance rápidamente.

¿Quieres seguir leyendo? En los siguientes enlaces puedes encontrar más contenido sobre Webs, Leads, Funnels y Modelos Negocio en el entorno del Marketing Digital...

Publicado por Roberto Touza David

Founder & CEO de Startups.st | Empowering Entrepreneurs & Pushing Ecosystems

Founder ExDis.co | Exponential Disrupters

Robertotouza.com | Emprendedores, Startups y Tech