Ecommerce

Una buena salida laboral que se está poniendo de moda en los últimos años es la de abrir comercios electrónicos, también conocidos como Ecommerce. Se trata de un modelo de negocio más asequible ya que ahorraremos en gastos como pueden ser el alquiler de un local. 

Las compras online cada vez son una elección preferente, sobre todo entre los jóvenes, por lo que muchas empresas físicas están abandonado el método de venta tradicional para expandirse en la red. ¿Tú también estás interesado en esta practica? Pues sigue con nosotros porque te vamos a contar todo lo que debes saber sobre los Ecommerce.

Definición: ¿Qué es un Ecommerce?

La definición más común de Ecommerce es la de tienda virtual. Se trata de un método de compraventa cuyo intermediario para esas transacciones es Internet, que une a consumidores y marcas. La presencia en la red de un Ecommerce puede ser tanto desde su página web hasta las redes sociales, que son una gran fuente de información que te permiten conocer más a tu público objetivo y acercarte a ellos.

Gracias a este modelo de negocio muchas pequeñas empresas han podido crecer y encontrar otros mercados, algo bastante difícil de conseguir si seguimos la línea tradicional. Al no necesitar de infraestructuras y prescindir de horarios, el espacio o la logística, ha conseguido que esto se expanda por todo el mundo.

¿Qué tipos de Ecommerce existen?

Además de saber qué es un Ecommerce también te será útil conocerás los diferentes tipos de comercios online que existen en los que poder ejercer compras en línea.


  • Business to Business (B2B): son esos comercios electrónicos que han sido creados para venderles productos a otras empresas. Suelen ser tiendas dedicadas a la venta de materias primas que surten a otras.


  • Business to Consumer (B2C): aquí encontramos a esas empresas que efectúan ventas al consumidor final, lo que vendría ser el gran grueso del comercio electrónico.
  • Consumer to Business (C2B): en este tipo de negocios encontramos una inversión del modelo tradicional, porque será el consumidor quien ponga sus servicios a disposición de las empresas. Un ejemplo de ello son las páginas de freelancers.
  • Consumer to consumer (C2C): en este tipo de Ecommerce entrarían mercados como Ebay o Mercado Libre, en el que las relaciones realizadas se harán entre consumidores.

Ventajas de tener un Ecommerce

Por si te queda alguna duda de si un Ecommerce puede ser la solución para mejorar tu situación laboral, tenemos que darte una lista de ventajas si te decides a hacerlo.

Autonomía

Al crear un Ecommerce vas a contar con total libertad para elegir su diseño y alinearlo con tu producto e intereses del público objetivo que deseas captar. Por otra parte, no vas a tener que estar repasando comisiones a terceros.

Menor inversión

La inversión en un Ecommerce es bastante menor que si queremos crear un negocio físico ya que te ahorras los gastos habituales como luz, alquiler, salarios, etc.

La mayor inversión inicial la tendrás que efectuar para comprar un dominio y contratar el servidor que le dará alojamiento. Esto se paga de manera anual y el coste no suele superar los 40-50€.

Otra opción es hacer uso de alguna de las plantillas para tiendas que puedes encontrar en Internet, con lo que también ahorrarás el coste de diseño y programación.

Tiempo más flexible

La creación de un Ecommerce también nos da un perfecto equilibrio entre tener un negocio y tener más tiempo disponible, ya que crearás tu tienda virtual desde casa, el lugar donde trabajarás más cómodamente. Con ello evitas los viajes de ida y vuelta al trabajo y todos los hándicap de tener que asistir a un negocio físico.

Ventas escalables

No se puede negar que el proceso de compra online es mucho más dinámico que el hacerlo en una tienda física, en la que tienes que esperar a la llegada del cliente, acompañarlo a ver productos, evaluarlos, presentarlos y, con suerte, finalizar con el pago.

Con el método online puedes efectuar una o varias ventas a partir del mismo anuncio, incluso de hacer ventas de manera simultánea.

Además, si lo que vendemos son productos físicos, contra más ventas más tendrás que invertir para definir la acción. Por el contrario, si comercializas con productos digitales, esos elementos pueden generar ganancias mientras estén disponibles.

¿Cómo funciona un Ecommerce?

El poder abrir negocios en línea es algo que abre un gran abanico de posibilidades, empezando por la gran oportunidad de llegar a un mayor número de personas, sin importar dónde se encuentren. La reducción de costes en comparación al alquiler de un local físico, también permite bajar el precio del producto y llegar a ser más competitivo en el mercado.

 

Iniciar un Ecommerce no es algo inalcanzable, solo vas a necesitar una web con una buena experiencia de usuario, tener un producto personalizado que vender y contar con un buen servicio de mensajería. La creatividad y el liderazgo son características que también son necesarias para el buen funcionamiento de un Ecommerce.

Entre las ventajas del comercio online es la posibilidad de segmentar los públicos, lo que va a mejorar mucho más la efectividad de las campañas de marketing y comunicación.

¿Cómo crear un Ecommerce?

En el siguiente apartado, vamos a ver cómo crear un Ecommerce, viendo los diferentes puntos que debemos abordar, aunque más adelante crearemos una guía paso a paso.

  • Analiza la situación del mercado: aún teniendo claro que producto o servicio vas a ofrecer, es necesario hacer un análisis tanto interno como externo del proyecto. Presta atención a factores demográficos, económicos, culturales, etc. Decide a quién te vas a dirigir, detecta tu competencia y encuentra tu valor.
  • Crea el sitio web: crear el sitio web es otro de los pasos previos a la creación de la propia tienda. Aquí tendrás que ser muy creativo para pensar en un nombre y encontrar un dominio que se adapte y no esté cogido. Existen herramientas que te ofrecen crear un Ecommerce de manera gratuita, una opción más económica si no queremos contratar un hosting y demás.
  • Encuentra tu empresa de mensajería: algo imprescindible para que un negocio online funcione es que los pedidos lleguen puntuales y a la mayor brevedad. 
  • Personalización de los productos: existen tiendas online de todo tipo y entrar en un mercado inexplorado es muy difícil. Así que hay que contar con la competencia y para alejarnos de ella, tenemos que encontrar un valor añadido que nuestro producto ofrezca y el resto no.
  • Añade el máximo de métodos de pago: esto nos va a aportar fiabilidad y es que hay clientes de todo tipo, hasta los que no se fían de las compras por Internet ni de pagar sino existe la opción de reembolso o Paypal. No puede faltar tampoco el pago con tarjeta de crédito o transferencia bancaria, u otras plataformas muy de moda como Bizum.
  • Marketing y publicidad: con todo puesto en marcha, es el momento de darnos a conocer y comenzar a captar clientes. Puedes tener presencia en redes sociales, crear campañas publicitarias y otras muchas técnicas de Marketing Digital.

El paso a paso para crear tu Ecommerce

Aunque ya tienes las pinceladas más generales sobre cómo crear tu Ecommerce, hemos querido dejar también esta guía paso a paso, por si aún queda alguna duda por resolver.

¿Quieres seguir leyendo? En los siguientes enlaces puedes encontrar más contenido sobre Webs, Leads, Funnels y Modelos Negocio en el entorno del Marketing Digital...

Publicado por Roberto Touza David

Founder & CEO de Startups.st | Empowering Entrepreneurs & Pushing Ecosystems

Founder ExDis.co | Exponential Disrupters

Robertotouza.com | Emprendedores, Startups y Tech