Metodología Lean Startup

Permite evolucionar una idea de negocio y lanzar productos y servicios al mercado reduciendo el riesgo y el fracaso.

¿En que consiste la metodología Lean Startup?

La metodología Lean Startup se fundamenta en seguir un proceso estructurado, ordenado y concreto que nos permite crear un producto o un servicio con el menor coste posible y el menor riesgo posible.

La metodología Lean Startup se deriva de la filosofía Lean, que a su vez se deriva del “Sistema de Producción Toyota”, que se trata de una filosofía de trabajo y de cultura corporativa puesta en marcha por la famosa empresa de automóviles Toyota.

Quizás te suene el concepto Just in Time, ¿cierto? Yo creo que posiblemente lo has estudiado en el instituto o en la carrera universitaria. Pero no pasa nada si no te suena, vamos a explicarlo brevemente para comprender mejor el método Lean Startup.

Just in time se fundamenta en que podamos disponer en nuestro puesto de trabajo (en una fábrica), las cantidades de producto que necesitamos, que tengamos también los elementos y herramientas oportunos justo en ese momento, es decir, todo lo que necesitamos justo a tiempo. 

Bien, extrapolando este concepto a la creación de startups y como elemento fundamental de la filosofía lean, la metodología Lean Startup se fundamenta en que tengamos el producto o servicio adecuado, en el momento adecuado que el cliente lo necesita.

Es decir, ¿para qué tener un producto o servicio con más funcionalidades de las que el mercado o el cliente necesita? No parece que tenga mucho sentido, ¿verdad?

¿Y cómo obtenemos justo el producto o servicio que el cliente necesita si no sabemos lo que quiere? O como tu me has dicho antes, ¿Cómo genero el producto o servicio exacto que el cliente demanda si mi startup está llena de hipótesis?

Aquí es precisamente donde entra el concepto de Aprendizaje validado. Como ya hemos comentado antes, lo que nos permite avanzar como startup es aprender y validar las hipótesis principales de nuestra startup.

Y para ello, debemos aplicar el ciclo de aprendizaje validado, que esta compuesto por los siguientes elementos:

  • Crear
  • Medir
  • Aprender

El ciclo de aprendizaje validado, aplicando la metodología Lean Startup, nos permite generar los experimentos necesarios, teniendo en cuenta que usaremos la cantidad mínima de recursos posibles para generar productos y servicios.

Estos experimentos nos permitirán aprender lo que demanda el mercado, lo que realmente valora el cliente y que productos o servicios funcionan en el mercado.

Para ello, debemos crear experimentos y/o productos mínimos viables (en función del avance de nuestra startup, debemos hablar de experimentos o de productos mínimos viables), una vez pongamos dicho experimento en el mercado, debemos medir como reacciona e interactúa el cliente con dicho experimento y sobre esa observación, aprender y validar o descartar nuestras hipótesis iniciales.

Este proceso, bien aplicado nos permite reducir el riesgo de forma considerable a la hora de crear empresa de éxito, ya que la inversión en tiempo y dinero que hemos requerido para realizar los experimentos es muchísimo menor que si hubiésemos generado un producto con todas las funcionalidades que querríamos incluir y lanzarlo al mercado hasta que sea perfecto.

Pongámonos en situación, quieres generar un producto con todas las funcionalidades que se te pasan por la cabeza y que sea perfecto:

  1. Puede que tardes años… o como mínimo bastantes meses (= a mucho dinero invertido)
  2. ¿Perfecto para quién? ¿Para ti o para tu cliente?
  3. ¿Estás seguro de que el cliente lo quiere? ¿Seguro de verdad?

Permíteme que aquí haga un inciso para incluir una recomendación personal: si estas tan seguro de que tu producto o servicio es exactamente lo que quiere el cliente, ¿qué problema tienes en hacer una versión beta de tu producto y/o servicio (que implica menos tiempo y dinero) y ponerlo en manos del cliente?

Si estas en lo cierto, será un éxito, tu cliente estará entusiasmado del producto o servicio que has generado, ¡genial! ¡Buena noticia! Sigue avanzando.

Si por el contrario te equivocas (altamente probable), te has ahorrado muchos lamentos, bastantes meses de trabajo tirados a la basura, una buena cantidad de dinero, muchos disgustos y un sinfín de noches sin dormir.

Si a pesar de todo esto, crees que sabes exactamente lo que quiere tu cliente, que tu producto o servicio está super-claro y que estas 120% convencido de que va a ser todo un éxito, adelante, constrúyelo…

Jeff Bezos, que no parece precisamente ser un gilipoll**, ha creado una empresa como Amazon con un modelo de negocio muy escalable y muy rentable.

Creo que podemos estar de acuerdo es que como mínimo es agudo para los negocios, no?

Sabias que Bezos tardo un año en vender su primer libro… 1 año! 1 año, sin ingresos, haciendo pruebas, experimentos…

Tú, que no eres Bezos, pues nada, lo vas a hacer mejor y el primer mes tu producto va a ser un super ventas.

¿Y para que me sirve el aprendizaje validado y el ciclo crear-medir-aprender? Bueno, pues principalmente para reducir el riesgo lo máximo posible.

Aplicando la metodología Lean Startup de forma adecuada, te permitirá aprender lo que realmente necesitan los clientes, lo que demandara el mercado y descartar lo que no funciona o no tiene sentido en el menor tiempo posible.

Y eso es precisamente lo que aprenderás si creas experimentos con la cantidad mínima de recursos.

Los resultados de dichos experimentos te permitirán aprender y saber si el camino que estas tomando, si el avance que tienes con tu startup es el adecuado o no.

Si los experimentos son positivos y los resultados indican que el mercado responde positivamente a tu propuesta, que el cliente responde positivamente al producto o servicio que estas generando, entonces estarás avanzando en la dirección adecuada.

Si por el contrario, los experimentos no son positivos, y el cliente no parece muy entusiasmado con el prototipo de tu producto o servicio, bueno, no hay que alarmarse si has aplicado correctamente la metodología.

El fracaso de ese experimento es también un éxito. Ese fracaso es aprendizaje validado. Ahora ya sabes lo que no quiere el cliente.

Tu objetivo: Reducir el riesgo

Pivote

Aquí es donde debes tomar una decisión importante en tu startup, debes decidir si pivotar tu idea de negocio inicial, cambiando alguno de los elementos de tu modelo de negocio: quizás tengas que cambiar de cliente objetivo, quizás tu producto o servicio debe ser distinto, quizás tu mercado no es el adecuado y debes adaptar tu modelo de negocio a la información que te transmite el mercado y el cliente.

Y eso es precisamente lo que significa pivotar: cambiar de rumbo, re-ajustar tu modelo de negocio, en este caso, aplicando la metodología Lean Startup, esta decisión debes tomarla apoyándote en el aprendizaje validado que tanto esfuerzo te ha costado conseguir.

¿Y cómo puedo reducir el riesgo aplicando el método Lean Startup?

Hay muchas formas de reducir el riesgo a la hora de crear una startup aplicando el método Lean Startup.

Muchos de esos elementos ya los he comentado:

  • No dando las hipótesis por supuestas
  • No creando un producto que el mercado no va a demandar
  • Crear experimentos, con la cantidad mínima de recursos
  • Aprender lo más rápido posible lo que quiere el cliente
  • Facturar, vender, ingresar… es decir, Euros lo antes posible
  •  

La respuesta es…

La respuesta es: Bootstrapping

Bootstrappinng es un termino asociado a la metodología Lean Startup y a la creación de empresas de éxito.

Básicamente, el termino Bootstrappinng, muy en línea con la filosofía Lean Startup consiste en crear empresas con los mínimos recursos posibles y con financiación propia. Es decir, sin recurrir a prestamos ni inversión por parte de terceros.

Una de las recomendaciones que engloba el termino Bootstrapinng hace referencia a la autofinanciación de la propia empresa. Es decir, generar ventas lo antes posible que permita a la empresa subsistir (sostenible a corto plazo) y que a su vez permita a la startup generar el producto o servicio que el cliente demanda y que permitirá establecer el modelo de negocio repetible y escalable a medio plazo.

Publicado por Roberto Touza David

Founder & CEO de Startups.st | Empowering Entrepreneurs & Pushing Ecosystems

Founder ExDis.co | Exponential Disruperts

Robertotouza.com | Emprendedores, Startups y Tech

Recursos relacionados

Otros infoproductos

Métricas para escalar tu producto

Desarrolla procesos para proyectar el éxito de tu producto. Aprende a cómo pasar por las fases principales de una estrategia de marketing y onboarding del negocio en miras a la consecución de un engagement real y escalable en el tiempo.
Apuntarse

Innovación aplicada a la creación de productos

Conoce las nuevas metodologías que llevarán tu producto por el camino de la innovación de manera ágil.
Apuntarse

Valida tu producto con clientes

Prepara el debut de tu negocio. has escuchado la frase la primera impresión nunca se olvida. Por esto debes planificar una experiencia, gestionar tu comunicación y definir cuáles van a ser los canales y las acciones para mostrar tu producto al mundo.
Apuntarse