Autónomo

La idea de ser su propio jefe ha seducido a muchos en estos años y es por esto que la figura del autónomo o trabajador independiente se ha hecho tan popular. Ser autónomo es un reto, pues es una aventura como cualquier otro emprendimiento. Ahora bien, no basta con decidir un día que trabajaremos por nuestra cuenta, en España, es necesario que exista un registro como autónomo y para eso debemos satisfacer ciertos requisitos. Antes de entrar en detalles, definamos qué es un trabajador autónomo, freelancer o trabajador independiente.

El trabajador autónomo es aquel que realiza actividades económicas sin la vinculación con un jefe o empleador, esto lo realiza de forma habitual; un autónomo puede tener empleados. Para ser autónomo en España es necesario ser mayor de edad o estar emancipado y, al ser un empleado independiente, es responsable de pagar la aportación a la Seguridad Social. Asimismo, deberá darse de alta ante algunos organismos dependiendo del tipo de autónomo que sea y del tipo de actividad que realice.




De acuerdo con las actividades que realiza, un autónomo puede ser:

  • Freelancer o profesional autónomo
  • Trabajador independiente
  • Societario
  • Agrario
  • Dependiente
  • De comunidades de bienes y sociedades civiles
  • De sociedades colectivas
  • De sociedad comanditaria




Cómo hacerse autónomo

Para darse de alta como autónomo, la persona natural deberá registrarse en distintos organismos. Una de las cosas que se debe saber es que el proceso suele ser complejo porque son muchos trámites y papeleos.

Trámites básicos para darse de alta como autónomo

Darse de alta en IAE (Impuesto de Actividades Económicas)

Para que el autónomo pueda darse de alta ante el IAE deberá llenar un formulario modelo 840 o el modelo aprobado para las cuotas municipales. Aunque desde el 2003, todos los que perciban un importe neto inferior al millón de euros están exentos del pago de este impuesto, es obligatorio que el autónomo se dé de alta.

Aunque no se pague el impuesto, se deben declarar las actividades económicas realizadas, para tal fin, se usan los modelos 036 y 037. Si un autónomo tiene ingresos que superen el millón de euros, hará la declaración usando el modelo.

Darse de alta en el censo de Hacienda

Esta actividad es obligatoria para todas las personas, físicas y jurídicas, que inician operaciones comerciales en España. Para darse de alta, el autónomo debe acudir a la delegación de Hacienda correspondiente, consigo llevará el modelo de régimen ordinario (036) impreso o el 037 si se va a dar de alta según el régimen simplificado.

Los pagos de Hacienda se realizan por retención de IRPF en cada factura y por la declaración del IVA, lo cual se hace cada tres meses. Al final del año fiscal, se hacen los ajustes sobre el pago a hacienda.

Para darse de alta se necesita el modelo correspondiente, el comprobante de alta en el IAE y el DNI o CIF. El alta se puede hacer el mismo día del alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Darse de alta en el Seguro Social

Para realizar este trámite, el autónomo deberá ir a la oficina de la tesorería de la Seguridad Social; allí llenará el impreso TA. 0521. Para darse de alta debe presentar el original y la copia del registro del alta en el Impuesto de Actividades Económicas, el DNI; en el caso de que haya trabajado antes, deberá llevar la tarjeta de afiliación a la Seguridad Social. Si el autónomo realizará una actividad profesional, deberá llevar el certificado del colegio profesional que corresponda.

Este trámite se debe realizar en un lapso que no supere los 60 días antes del comienzo de las actividades profesionales. El coste del trámite es de 280 euros.

Además de los trámites mencionados anteriormente, deberá:

Tramitar la licencia de apertura express

Estas licencias permiten agilizar los trámites que realizan las administraciones beneficiando al autónomo con la rápida apertura de su negocio ante el público. Siempre que el local sea de menos de 300 metros cuadrados, solo se deberá presentar el proyecto de un ingeniero y la declaración responsable del cumplimiento de la ley. Si el local tiene algún impacto en el patrimonio histórico-artístico, no podrá tramitar esta licencia.

Para el trámite es necesario presentar la solicitud de Comunicación Previa, el modelo de autoliquidación de la Tasa por Licencia de Apertura y la Declaración Responsable.

 

 

Si el autónomo cuenta con un local propio

Obtener la licencia de Apertura de Actividades e Instalaciones

Esta licencia es obligatoria para la realización de actividades industriales, comerciales y de servicios, con ella se acredita que las instalaciones cumplen con las normativas y reglamentaciones técnicas. 

La licencia se otorga para la realización de una actividad específica, por lo que, si se cambia de actividad, se debe gestionar una nueva.

Tramitar la licencia de obras

Esto en el caso de que se desee cambiar el uso del local u edificio, por ejemplo, pasar de vivienda a oficina. Si se realizan actividades menores como pintar, alicatar o cambio de instalaciones de electricidad, saneamiento, calefacción o agua, no es necesario.

Si el autónomo tiene empleados

Inscripción en el Seguro Social

En este caso, el autónomo rellenará el formulario TA6 y elegirá una mutua para accidentes y contingencias. Para esto presentará la solicitud junto con la copia del alta en los Impuestos a Actividades Económicas y el alta en el RETA.

Afiliación y alta de los empleados

Para realizar el trámite se presentará la solicitud TA.1, con la fotocopia del DNI de cada trabajador.

Cómo darse de baja como autónomo

En el caso de que el autónomo quiera dejar de serlo, deberá darse de baja en las administraciones en donde se dio de alta. En este sentido:

En Hacienda deberá presentar el modelo 036 o 037 e indicar el cese de actividades, rellenado con los datos fiscales y firmado.

En la Seguridad Social, lo primero es verificar la dirección, luego se incluye el IAE y la fecha de cese; esta información debe coincidir con los modelos 036 o 037.

En España se puede facturar sin ser autónomo, pero solo en los casos en que la actividad desarrollada sea ocasional y que no suponga la actividad con la que nos ganamos la vida. Si es una actividad recurrente, la persona natural deberá darse de alta como autónomo.

Otra consideración importante para facturar sin ser autónomo es que el importe de esa actividad no puede ser mayor que el Salario Mínimo Interprofesional.

Cómo facturar sin ser autónomo

Cuota del autónomo: ¿Cuánto paga un autónomo?

Para hablar de cuánto paga un autónomo ante la Seguridad Social debemos diferenciar dos condiciones. La primera se da cuando una persona se hace autónomo por primera vez, siendo ese el caso, puede optar por una tarifa plana si cumple estas condiciones:

  • Debe ser la primera vez que se da de alta como autónomo o no haber sido autónomo en los últimos dos años. Si el autónomo se benefició de la tarifa anteriormente, entonces el plazo de dos años se incrementa a tres
  • No aplica si eres un autónomo colaborador

 

La tarifa plana es de 60 euros y este beneficio se percibe por dos años desde que el autónomo se da de alta.

La segunda condición para las cuotas del autónomo se da cuando ya no disfruta de la tarifa plana, en ese caso, el aporte a la Seguridad Social varía de acuerdo con la base de cotización, las bonificaciones y al tipo de autónomo, diferenciándose dos: autónomos y autónomos societarios.

Para el caso de los autónomos la cuota mínima es de 286,1 euros, mientras que la máxima es de 1233,2 euros. Los autónomos societarios pagan como cuota mínima 367,8 euros y máxima de 1233,2 euros.

Publicado por Roberto Touza David

Founder & CEO de Startups.st | Empowering Entrepreneurs & Pushing Ecosystems

Founder ExDis.co | Exponential Disruperts

Robertotouza.com | Emprendedores, Startups y Tech